Descendimiento

Es uno de los actos más importantes y trascendentales para nuestra Cofradía y para nuestro pueblo.

En el auto sacramental se recuerdan y comentan cada una de las Siete Palabras que Jesucristo pronunció antes de expirar. El predicador hace comentarios morales y religiosos de cada una de la partes, animando a los fieles a la meditación y el recogimiento. Además se representa el Descendimiento de Cristo de la Cruz y su posterior traslado al Santísimo Sepulcro.historia1

Tiene lugar en la tarde del Viernes Santo, en la iglesia de Santa María de Gracia de Montalbán de Córdoba. Dicha Parroquia se acondiciona para la representación dividiendo el templo por un amplio velo negro. Detrás del mismo estará escenificado el monte del Calvario con una amplia cruz donde se encuentra clavado un cristo articulado y a su lado, su Madre, titular de esta Cofradía.

Los sermones se incorporan a los desfiles procesionales para engrandecerlos. Aparecen no solo en Montalbán como es lógico, sino en bastantes pueblos de la campiña cordobesa en la época barroca.

La fastuosidad que el barroco ejerce sobre distintos aspectos de la vida y del arte se deja notar también en los desfiles, que comenzaron a lo largo del siglo XVI siendo sencillos y austeros y historia2alcanzaron conforme avanzaba el XVII un gran esplendor. En este contexto, los sermones son un elemento más en pro de esa grandilocuencia y espectacularidad propia de la época.

En Montalbán, el Sermón de las Siete Palabras, debe venir por tanto del siglo XVII como en otros pueblos de la zona. Los datos más antiguos que tenemos de la Hermandad se remontan a los últimos años del S. XVIII, y aparecen en un inventario de las alhajas y objetos propiedad de la Cofradía en la que se enumeran la corona, los clavos, el martillo y el sudario, conservándose desde entonces todo el ritual sin haber sufrido modificación alguna.

 

Escenificación del Descendimiento

El acto comienza con el Predicador detallando el Sermón de las Siete Palabras que según la Biblia pronunció Cristo antes de expirar.escena1

1ª Palabra: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”
2ª Palabra: “Amén, yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso”
3ª Palabra: “Ahí tienes a tu hijo, Ahí tienes a tu madre”
4ª Palabra: “Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado”
5ª Palabra: “Tengo sed”
6ª Palabra: “Todo está cumplido”
7ª Palabra: “Padre, en tus manos encomiendo mi Espíritu”

Al terminar las Siete Palabras, y según narran las Sagradas Escrituras:

escena2“Desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena” (Mateo, 27,45)
Y siguen comentando:
“Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron; y se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron; y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de él, vinieron a la santa ciudad, y aparecieron a muchos.” (Mateo, 27,51-53)

Cuando el orador pronuncia estas palabras, se escenifica todo lo que cuentan que allí acaeció.

Y las cortinas que dividen la iglesia, se abren en dos, y se producen truenos y relámpagos, creando entre los presentes tanto mayores como niños el momento de más valor emotivo y dramático del sermón con el ruido de apertura de las cortinas y de la tormenta creada.

Tras esto, se ilumina la iglesia y aparecen 3 hermanos de la cofradía representando a 3 Santosescena3 Varones realizando el papel de José de Arimatea y de Nicodemo, que según cuentan las escrituras, descendieron a Cristo de la Cruz.

Primero al entrar hacen una reverencia a Cristo y van a pedirle permiso a su Madre, a la Virgen de las Angustias, que a su lado está, arrodillándose durante varios segundos.

Luego se preparan y suben las escaleras para desclavar a Cristo. Comienzan por el INRI, siguen por la corona de espinas y después de colocarle un sudario para poder descenderlo, continúan con el clavo de la mano derecha, luego el de la izquierda para terminar con el de los pies.

A continuación y con mucho cuidado lo descienden de la cruz y se lo muestran a su Madre al igual que todos los elementos que le han servido de escena4tortura a su Hijo. Son momentos en los que en toda la iglesia existe un silencio sepulcral, nadie se mueve, nadie habla, y la emoción de todos los montalbeños queda totalmente reflejada en sus caras.

Para finalizar el acto, lo trasladan en procesión hasta el Sepulcro bajo palio, entre cantos del pueblo, donde lo depositan dejándolo preparado para el desfile procesional que realiza esta Hermandad esa misma noche del Viernes Santo.

Deja un comentario